Miroslava Breach: la persistencia y el periodismo

Julián Andrade.-

Los asesinos de la periodista Miroslava Breach contaron con cómplices y facilitadores. Ayer jueves, la Fiscalía General de la República (FGR) detuvo a uno de ellos: Hugo Schultz.

Es una detención importante, porque muestra el alcance de las redes del narcotráfico y su colusión con servidores públicos. Schultz fungió como alcalde de Chínipas, en Chihuahua entre 2013 y 2016  y ahí se puso al servicio de una de los grupos ligados al cártel de Sinaloa: Los Salazar.

Desde hace años se insistía en la participación del ex alcalde, porque grabó a la periodista y presuntamente entregó la información a jefes del crimen organizado que querían saber de las fuentes de la corresponsal de La Jornada, quien reveló como se estaban construyendo candidaturas a diversas alcaldías, con el objetivo de obtener protección y control para el negocio de las drogas.

Breach conocía muy bien la sierra chihuahuense, sabía de la problemática que ahí ha imperado desde hace décadas y por ello se dedicó a dar cuenta de ello en sus escritos y reportajes. Como periodista de raza, arriesgo todo por ofrecer a los lectores, a los ciudadanos, información que les sirviera para lograr que las cosas cambiaran.

La muerte de Breach significó un golpe en el corazón del periodismo mismo, porque implicó una escalada delictiva en la que los periodistas se convirtieron en blancos para ser silenciados.

La periodista Miroslava Breach

Hace apenas unos meses, en agosto, Juan Carlos Moreno “El Larry” recibió una condena de 50 años de prisión porque se acreditó su participación en el homicidio.

Ahora se abrirá otra etapa del proceso, en la que es previsible que Schultz revele quienes fueron sus cómplices y a qué intereses respondían.

Hay que valorar el trabajo de la FGR, pero recordar al mismo tiempo que este ha sido posible, porque nunca bajó la instancia para obligar a dar resultados e impedir la impunidad.

En ese sentido, queda claro, al menos por ahora, que existe la voluntad de esclarecer y llegar a las últimas consecuencias de uno de los crímenes más atroces de un tiempo más que oscuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: