Tan bien que íbamos…

Margrit Moreno Kücks.-

El día de ayer se llenaron las redes sociales de memes, burlas y reclamos en contra de Andrés Manuel López Obrador, quien aseguró en una de las mañaneras, que para el primero de diciembre del presente año se tendría en México un servicio de salud público eficiente, parecido al de países como Dinamarca, Canadá o Reino Unido.

Si bien no amanecimos con un sistema de salud como el de Dinamarca, sí tuvimos un jalón de orejas en días recientes por parte del Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, ya que le pidió a México “tomar en serio” la pandemia tras el alza de contagios y la gravedad de la situación. Además, pidió que “los líderes den ejemplo”.

Esta promesa la hizo el presidente de México en el mes de enero del 2020, poco más de un año y medio anterior, los niños y mujeres habían sido los principales afectados por el desabasto de medicamentos, principalmente los oncológicos. Recordaremos que pacientes enfermos de cáncer y sus familiares, agobiados por el trato que recibieron por parte de las instituciones de salubridad salieron a manifestarse, obstruyendo importantes vías primarias, inclusive realizaron bloqueos en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

En esa conferencia de prensa Andrés Manuel con toda seguridad dijo que iniciando diciembre estaría funcionando el sistema de salud pública con normalidad, dando servicios de calidad, atención médica y medicamentos gratuitos.

Dos meses después, se dio a conocer sobre el primer deceso por COVID-19 de manera oficial. Para ese momento nadie se imaginaba la enorme crisis que se avecinaba y todo lo que ello implicaría al sistema de salud mexicano. A pesar de ello, Andrés Manuel dijo el jueves 19 de marzo, que el gobierno estaba preparado desde tres meses antes y pidió confianza a la población pues se contaba con un plan, una estrategia y que el gobierno estaba preparado con presupuesto suficiente. Consideró que lo más importante son las vidas de las personas y cuidar a la gente.

Foto de Markus Winkler en Pexels.com

También dijo que se estaba actuando de manera responsable y pidió a la población no perder la calma, no caer en el miedo o psicosis, puesto que hay un gobierno que protege al pueblo.

Sin embargo, actualmente el gobierno reporta en sus datos más recientes, una impactante cifra de 106,765 defunciones y un millón 122 mil 362 casos confirmados. Sin dejar de mencionar que la falta de pruebas de coronavirus maquillan la realidad de la tragedia en México. Además de la saturación en hospitales, falta de camas y de protección para el personal médico, etc.

Recientemente México se posicionó como el peor país para vivir durante la pandemia, ocupando el vergonzoso lugar 53, de acuerdo con el Ranking de Resiliencia de COVID, hecho por Bloomberg.

A pesar de la desgracia que vivimos los mexicanos, al presidente le cayó como anillo al dedo la pandemia para afianzar el propósito de la cuarta transformación, ¿será?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: