Investidura presidencial

Mauricio Juárez

El presidente Andrés Manuel López Obrador suele utilizar como pretexto la investidura presidencial cuando está en una situación incómoda. Así, evade reunirse con personajes que no suelen aplaudirle.

Sucedió hace un año, después de la masacre –aunque las niegue, estas continúan—en Bavispe, Sonora, donde un grupo de delincuentes asesinó a nueve integrantes de la familia LeBarón.

La Caravana por la Verdad, la Justicia y la Paz que encabezaron los LeBarón y Javier Sicilia llegó a la Ciudad de México, pero el presidente se negó a recibirlos “para no hacer show”. Argumentó que tenía que cuidar la investidura presidencial.

Ahora sucede con la Alianza Federalista –conformada por gobernadores de 10 estados–, quienes enviaron a López Obrador una carta para sostener un diálogo y tratar el tema presupuestal del próximo año. El propósito era pedir que los recursos no sean menores que los de este año.

El mandatario rechazó reunirse con ellos, bajo el argumento marrullero de que ese encuentro sería utilizado por los gobernadores con tintes electorales. Y nuevamente dijo que tiene que cuidar la investidura presidencial.

A López Obrador le importa mucho la investidura presidencial cuando se trata de evadir problemas que tendría que enfrentar como presidente de la República. Pero la descuida de mala manera cuando descalifica, agrede e insulta a sus oponentes.

Andrés Manuel López Obrador. Foto: EneasMx

No cuida la investidura presidencial al calificar de fifís, conservadores, mafia del poder, corruptos, hipócritas, mafia del periodismo, ni cuando pone apodos como el que le endilgó al expresidente Felipe Calderón: comandante borolas.

El tabasqueño disfruta cuando hace escarnio de sus “adversarios”, porque como único representante del “pueblo bueno” se siente superior y con la suficiencia moral para agredir.

Pero ahora dice que los gobernadores de la Alianza Federalista “me han faltado al respeto”. Solo el propio López Obrador entiende eso, pues lo que han solicitado es diálogo para que la distribución del presupuesto del próximo año sea equitativa.

Estamos en año electoral. El presidente apretará económicamente a los opositores con el único propósito de ganar la mayoría en la Cámara de Diputados para su partido, Morena.

Así es la democracia y la investidura presidencial en el lenguaje de López Obrador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: