El Buen Fin, los aguinaldos y sus ausencias

Dante Pinal.-

En la mañana de ayer, el presidente López Obrador, anunció con bombo y platillo, el adelanto del 50 por ciento de lo aguinaldos para los trabajadores del Estado, a fin  de reactivar la economía e incentivar las ventas de cara al Buen Fin.

Este año, la décima edición del Buen Fin se realizará del 9 al 20 de noviembre. Se espera una derrama de 14 mil millones de pesos y la participación de más de 100 mil personas.

Como siempre ocurre, al Buen Fin se suman industriales del calzado, vestido, muebles, de tecnologías de información y comunicación, textil, joyería, entre otros, para ofrecer bienes y servicios con descuentos o facilidades de crédito.

En esta ocasión seremos testigos de una edición del Buen Fin que no será igual a las de años anteriores. La participación de trabajadores de la burocracia no será la misma, recordemos que en el pasado mes de abril el presidente López Obrador, ante la crisis económica, informó la baja de sueldos y la eliminación de aguinaldos a todos los funcionarios públicos, desde subdirectores hasta el nivel jerárquico más alto, es decir, secretarios y subsecretarios.

De acuerdo al portal Nomina Transparente de Función Pública, actualmente hay más de 179 mil 700 servidores públicos con cargos de subdirectores u homólogos superiores que fueron afectados por las medidas anunciadas por el primer mandatario.

Sin caer en pesimismos, tomemos en cuenta que un buen número de trabajadores no burócratas, se quedaron sin fuente de empleo e ingresos durante los primeros seis meses de la pandemia Covid-19 y aunque un importante sector ya volvió a recuperar su trabajo, la mayoría tienen diversas deudas y se encuentran en el Buró de Crédito ante la falta de pago puntual en tarjetas de crédito.

Los empresarios esperan obtener recursos, “aunque sean los mismos que el año pasado” como desean los integrantes de las Cámaras Nacionales de Comercio y Servicios, lo cierto es que la mayoría de los trabajadores utilizarán el adelanto del aguinaldo para saldar sus deudas más apremiantes.

Los trabajadores de la burocracia si que van a hacer falta su asistencia en el Buen Fin, especialmente todos aquellos funcionarios que, por decisiones unipersonales, se quedaron sin la prestación laboral que por ley les corresponde, como es la gratificación de fin de año o sea el aguinaldo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: