Carta abierta a la DEA

Mauricio Juárez.-

Como es recurrente en el gobierno, la comunicación es un galimatías y ni siquiera en Palacio Nacional tienen un mensaje uniforme. El canciller Marcelo Ebrard dijo que México hizo saber a Estados Unidos “nuestro profundo descontento” por no informar que se investigaba al general Salvador Cienfuegos Zepeda.

Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que Estados Unidos no está obligado a informar, porque “hay autonomía”.

La pregunta consecuente es: si no están obligados, entonces ¿por qué se le hizo saber al gobierno de Estados Unidos, tanto verbalmente como por escrito, “nuestro profundo descontento”?

Estas contradicciones no se dieron por separado. Ambas declaraciones se hicieron ayer durante la conferencia matutina en Palacio Nacional. La disonancia es común denominador en este gobierno. La comunicación es la principal falla, pues no hay nadie capaz de unificar el mensaje.

El presidente nuevamente arremetió contra el pasado. “Nosotros no hemos permitido acuerdos secretos, como lo hicieron los gobiernos anteriores, para que agentes de gobiernos extranjeros, y en particular agentes de Estados Unidos, participaran en asuntos que sólo corresponde atender a los mexicanos”.

Peor aún. La DEA ingresó a territorio mexicano, intervino las comunicaciones del general Cienfuegos, hizo investigaciones que llevó a Estados Unidos y se giró orden de aprehensión.

Foto: DEA

Es decir, las autoridades estadounidenses violan la soberanía (esa que tanto dice defender López Obrador). No necesitan acuerdos “secretos” para entrar a territorio nacional y actuar con total impunidad. El gobierno mexicano actúa como súbdito y calla como momia.

En Palacio Nacional siguen hablando de la gran “amistad” con Trump y su gobierno. No importa que la DEA ingrese a México sin informar los motivos y que el presidente de Estados Unidos arremeta todos los días contra nuestro país.

De acuerdo con el embajador Christopher Landau, quien supo desde el primer momento de la investigación al general Cienfuegos, no podía informar al gobierno mexicano por disposición legal.

La DEA parece tener carta abierta para hacer en México lo que quiera. El gobierno argumentará que hay “autonomía”.

No, no hay acuerdos “secretos”, pero sí hay violación a la soberanía. Pero con Estados Unidos “somos amigos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: