Elecciones en Hidalgo y Coahuila

Dante Pinal*

En el mes de octubre, se realizará la primera prueba para el gobierno de López Obrador y su partido en los comicios que se llevarán a cabo en Coahuila e Hidalgo.

De las primeras dos elecciones en este año, sabremos si por los errores del gobierno Federal por el manejo del Covid-19 y el desplome estrepitoso de la economía, la población de ambas entidades aprobará a la actual administración o será punta de lanza de la caída de la imagen de López Obrador y su partido Morena.

Si bien es cierto que Morena no tiene fuerza en Coahuila, en Hidalgo ha aumentado su popularidad en ese estado que ha sido bastión histórico del PRI.  El 18 de octubre se renovarán 16 diputaciones coahuilenses y 84 alcaldías en Hidalgo.

Todo indica que gracias a la aprobación que tiene el gobernador Miguel Riquelme entre los habitantes de Coahuila, las elecciones  serán un refrendo a la  confianza de su administración.

Al margen de hacer un análisis de los partidos históricamente fuertes en la entidad coahuilense como el PRI o PAN, o del poco o mucho crecimiento de Morena en el estado, es importante ver a otras nuevas fuerzas políticas en la entidad norteña.

El Instituto Electoral de Coahuila aprobó en abril del año pasado la creación del Partido de la Revolución Coahuilense y el registro del Partido Unidos. Cada una de estas nuevas fuerzas políticas de la entidad, cumplieron con el número de afiliados y asambleas realizadas en los 38 municipios.

Será interesante seguir de cerca al Partido Unidos, cuyo dirigente es Rubén Humberto Moreira, hijo del ex gobernador Humberto Moreira, cuya agrupación política esta conformada especialmente por jóvenes y mujeres.

Lo cierto es que el partido Unidos puede dar la sorpresa en las próximas elecciones en Coahuila y llevarse de 2 a 3 distritos de los 16 que están en juego.

El arraigo y presencia que tiene Rubén Humberto Moreira en todo el estado, le permite al partido Unidos  no solo aspirar el triunfos distritales, también se colocaría dentro de las principales fuerzas políticas de Coahuila.

En Hidalgo, los momios no favorecen del todo al PRI, quizá conserve la mayoría de los municipios, pero podría perder su capital, Pachuca, cuyos habitantes no ven mal a Canek Vázquez, ex priista ahora militante de Morena.

En suma, las elecciones en ambas entidades será el parteaguas de lo que se presentará en las elecciones del próximo año en la que se renovaran a nivel nacional, la Cámara de Diputados y diversas gubernaturas, en donde muchos consideran al partido Morena como el gran favorito.

Si Morena no logra obtener triunfos importantes aunque sea en Hidalgo, tendrá que preocuparse su dirigencia ya que ambas elecciones son el primer llamado de la gran lucha electoral a realizarse el 2021, en donde más de 95 millones de personas podrán votar para más de 21 mil cargos de elección popular.

*Comunicólogo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: