El factor (electoral) Lozoya

Mauricio Juárez*

El caso de Emilio Lozoya cada día toma mayores dimensiones. Las acusaciones que se han filtrado de su declaración ante la Fiscalía General de la República salpican a todos, no discriminan, siempre que no afecte a personajes cercanos al régimen actual.

Vaya paradoja. El imputado, quien fue prófugo de la justicia y perseguido por el gobierno de López Obrador, hasta que fue detenido en España y extraditado a nuestro país, se ha convertido en un factor electoral que aprovecha el presidente para que su partido, Morena, gane las elecciones del próximo año.

Uno de los implicados, tanto en las declaraciones de Lozoya como en el video filtrado el lunes, el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, respondió ayer frente a López Obrador:

“Los gobernantes tenemos la obligación de enfrentar los hechos, más cuando se trata de calumnias, de infamias, de ataques centrados en cuestiones políticas. El señor Emilio Lozoya ha pretendido involucrarme con una bajeza inaudita en actos de corrupción. Ha aportado solo sus dichos que valen lo que su prestigio: nada”.

Además, Domínguez tocó el tema electoral que tanto gusta a López Obrador: “Hay una intención política (en las filtraciones), no es cuestión legal…En menos de 10 meses habrá elección”.

La FGR negó que la declaración de Lozoya ha sido filtrada por esa institución y advirtió que abrió una investigación para “citar a quienes hayan tenido acceso a ese documento”. ¿Quién si no la propia FGR y el presidente López Obrador y su equipo jurídico pudieron tener acceso a la denuncia?

El caso Lozoya se ha convertido en un cochinero. Se filtran videos y documentos que deberían de estar bajo resguardo de la autoridad. Parece haber una estrategia para violar el debido proceso, alimentar el espectáculo mediático y al final prive la impunidad.

Emilio Lozoya

El gobierno y la FGR deberán tener cuidado. El país no está para una impartición de justicia selectiva. Los mexicanos están cansados de ver cómo los políticos se roban el dinero y terminen libres por acuerdos o complicidades con el poder.

López Obrador está dándole la razón a sus adversarios. Mintió en campaña cuando dijo que no utilizaría políticamente la justicia.

El presidente debe pensar bien sus siguientes pasos. La popularidad no es un blindaje que evite que dentro de cuatro años sea el perseguido por haber violado sistemáticamente la ley y la Constitución.

*Maestro en periodismo y experto en comunicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: