A la caza del INE

Dante Pinal*

Por enésima ocasión, diversos grupos arremetieron contra Lorenzo Córdova, exigiendo su salida inmediata de la presidencia del Instituto Nacional Electoral (INE).

Durante varias horas fue tendencia en twitter el hashtag #FueraLorenzoCordovaDelINE, donde grupos radicales, proliferaron opiniones de descrédito a la gestión del actual consejero presidente del INE.

Los textos en redes sociales  responsabilizan al INE  de supuestos fraudes electorales en 2006 y 2012. Incluso personajes como el “gran ideólogo” de la 4T John Ackerman, señala a Córdova el responsable de avalar el “fraude” orquestado por Enrique Peña “para la compra de la presidencia en 2012” según señala en su twitter.

Vamos por partes, en primer lugar el consejero presidente del entonces IFE  en 2006, fue Luis Carlos Ugalde, quien fungió  como el máximo arbitro en la contienda impugnada por el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador.

Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE

En 2012, Leonardo Valdés Zurita se desempeñaba como consejero presidente del IFE. En 2014 llega Lorenzo Córdova y es elegido al frente del INE.

Al margen de todas estas presiones que exige la destitución de Córdova, el INE es el organismo autónomo que bajo los principios de legalidad, independencia e imparcialidad coadyuva al proceso de democratización en México.

Nuestra prioridad es y deberá ser una férrea defensa a la autonomía e independencia de este organismo electoral, fuera de todo vínculo partidista o de intereses políticos.

Gracias al papel trascendental que hace el INE en la organización de elecciones democráticas, los mexicanos podemos expresar la confianza y continuidad a las instituciones gubernamentales que gobiernan en el momento o nuestro desacuerdo y diferencias a través del voto libre.

Es de dominio público el odio y descrédito que importantes políticos del actual gobierno le tienen al INE. Desde su arribo al poder, la 4T se ha dedicado a ir a la caza de organismos que pudieran ser contrapeso o una piedra en el zapato del presidente López Obrador.

El caso mas elocuente fue la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la cual ha sido desmantelada por las garrafales decisiones de su actual presidenta,  María del Rosario Piedra Ibarra. Esperemos que la defensa a la autonomía del INE no sea una causa pérdida. Fuera de deshacernos del INE, como muchos personeros lo desean, reconozcamos su labor en la organización de procesos electorales democráticos organizados  en sus mas de 30 años de existencia.

*Comunicólogo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: