Fiesta Patria

Jorge Ortega.-

“Soy el jefe de jefe señores/ Me respetan a todos niveles/ Y mi nombre y mi fotografía/ Nunca van a mirar en papeles/ Porque a mí el periodista me quiere/ Y si no mi amistad se la pierde…” Ya me imagino al presidente, López Obrador, cantando la balada de los Tigres del Norte (“Jefe de Jefes”) desde que anunció el espectáculo de la célebre banda en los festejos del día de la independencia.

Cuesta asimilar el concepto de pobreza franciscana cuando el mandatario nacional y la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, erogan millones de pesos para invitar a sus artistas preferidos al zócalo capitalino, pero así es como se la gastan. Tan solo en este año ya se ha presentado La Maldita Vecindad y el trovador cubano Silvio Rodríguez, nada mal pensando que aún están pendientes la presentación de Grupo Firme y de los mismismos Ángeles Azules. Me pregunto si en la mente del mandatario existe la idea de crear el Instituto Circo del Bienestar o si el mismo seleccionará a los grupos que vengan a partir plaza a la capital, ya dijo que mínimo cada 45 días habrá show.

La buena noticia es que incluso en el siguiente nivel de austeridad alcanza el presupuesto federal para “mantener y darle felicidad al pueblo”, así como para subsidiar gasolinas por 430 mmdp y otros 180 mmdp en el Tren Maya. Solo no vayan a pedir medicinas; o a darse una vuelta por el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que está lleno de baches y la terminal 2 a punto de derrumbarse; y no salgan a carretera por las noches, mucho menos a Puebla o Veracruz, ya ven que andan asaltando mucho por ahí. Creo que empiezo a ver en donde se fueron los recortes “franciscanos”.

Como quiera que sea, el próximo 15 de septiembre habrá pachanga con rifa y todo. Esta vez será para conseguir fondos para la nueva presa en Santa María Sinaloa y los premios van desde: 8 terrenitos (macro lotes) en Playa Espíritu, Sinaloa, con un valor superior a los 200 millones de pesos – cada uno; y 28 premios en efectivo de hasta 20 millones de pesos. No olviden comprar sus cachitos por $500 y si son empresarios importantes el presidente les dará la (no)opción de cooperar comprando un paquete de 40.000 boletos, o más, e incluye una cena en Palacio Nacional.

Me pregunto si Andrés Manuel dará el palomazo antes del grito de independencia, en una de esas se avienta “El hijo del pueblo”. Lo que es casi seguro es que quien se atreva, siquiera a tararear, “El reportero” pasará a formar parte de su lista de periodistas mal portados. Total, que en país donde 13 periodistas ya han cruzado la puerta negra no está mal visto que su máximo dirigente guarde registro de sus opositores. Nein problem ¿o cómo era?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: