La mafia periodística

Dante Pinal.-

Los medios de comunicación están siendo sometidos a uno de los más grandes ataques desde el Palacio Nacional, durante 8 días columnistas, articulistas, conductores han sido objeto de diversos calificativos presidenciales como “prensa vendida, periodistas al servicio de la mafia del poder, golpeadores, corruptos, mercenarios del periodismo, tendenciosos, sin ideales”.

El propio presidente ya dirigió sus ataques a aquellos medios que, dice él, aunque se dicen plurales  en realidad engañan a la sociedad.

Demostrando cada vez más enojo y malestar cada vez que la prensa lo juzga o señala en diversos reportajes o artículos de investigación, el presidente se autodefine como el que encabeza a millones de mexicanos en un proceso de transformación.

Ataca a periodistas que, de acuerdo a su óptica,  engañan,  son parte de la simulación y la hipocresía y sobre todo no pagan impuestos, esto último es falso, toda empresa de comunicación grande, mediana o chica, para poder ser contratado por el gobierno federal, debe demostrar estar corriente en el pago de impuestos, ademas se les exige también estar a tiempo en sus contribuciones del IMSS, INFONAVIT, incluso deben presentar el formato 32-D emitida por el SAT, en el que se demuestra el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

Alude a los grandes periodistas e ideólogos de los tiempos de la Reforma o de la Revolución Mexicana, como Ignacio Manuel Altamirano o los hermanos Flores Magón, en esas clases matinales de historia desde el Palacio Nacional, pero olvida que aquellos informadores luchaban en contra de gobiernos autoritarios, por una nula falta de libertad de expresión y por constantes ataques a la prensa libre.

¿Acaso no está sucediendo lo mismo en estos tiempos que se dice hay un gobierno de izquierda o de defensa de los derechos de los pobres? Con una gran diferencia, la presente administración se dice respetuosa de la libertad de expresión y ataca diariamente a la prensa. Presume de tolerancia a las críticas y hace todo lo contrario al denostar a periodistas.

Diversas organizaciones, coinciden que los ataques desde la presidencia de la Republica, solo originan ataques a informadores; en tan solo 40 días, cinco periodistas han sido asesinados y las autoridades, desde la propia vocería del gobierno federal, se dedican a minimizar los hechos y señalar que la mayoría de ellos no eran periodistas.

Se contradice y afirma que ningún asesinato a periodistas quedará impune en su administración, pero con su constante enfrentamiento deja solos a los comunicadores a su suerte, ante las expresiones de odio alentadas por sus seguidores.

El presidente López Obrador insiste en su posición que en cuanto haya un ataque de los neoliberales y sus medios en contra de su administración, “no se quedará con los brazos cruzados, ya que tiene el derecho a la réplica y continuará con su confrontación política”.

Difíciles tiempos vienen para los periodistas en los últimos tres años de gobierno, por los constantes ataques desde el pódium presidencial.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: