Si la 4T de verdad quiere ayudar a Cuba

Rubén Cortés.-

El actual gobierno mexicano cumple sus deudas históricas con el régimen cubano donándole dinero de los impuestos del contribuyente mexicano, lo cual convertirá a México en una colonia extractiva de La Habana, como lo es Venezuela desde 1999.

Y para no convertirse en otra colonia extractiva del régimen cubano como lo es Venezuela desde 1999, el actual gobierno mexicano debe dejar de regalarle pescado al régimen cubano, y hacerlo pescar. Por ejemplo, que Cuba fabrique medicamentos en México.

La Habana lleva años tratando de que México le permita instalar una planta de fármacos mejores y más baratos que los importados de Europa, como la vacuna Pentavalente, que inmuniza contra difteria, tétanos, tosferina, hepatitis B y Haemophilus influenzae B.

El presidente, Epigmenio, Polevnsky, Taibo, Noroña, Díaz Polanco, jamás tendrán mejor oportunidad de ayudar a sus jefes ideológicos cubanos y, a la vez, sacarles provecho para los ciudadanos mexicanos, en un trato de iguales y no de imperio a colonia.

Sólo tienen que ordenarle a la Cámara de Diputados dar el permiso de instalación de la fábrica, como le ordenaron pedirle a la FGR perseguir con cárcel a los árbitros de la democracia, por solicitar dinero para organizarle la revocación de mandato al presidente.

Foto de Nate Cohen en Pexels.com

Chávez, primero; y Maduro, ahora, decidieron regalar pescado a La Habana y, en estos momentos, los enviados de La Habana tienen su propia plataforma de aterrizaje en la rampa presidencial del aeropuerto internacional Simón Bolívar de Caracas.

El gobierno cubano tiene acceso a la oficina de identificación y migración de Venezuela, a las notarías, el sistema eléctrico, a la empresa estatal de petróleos. Chávez admitió en 2009 que “tienen un mapa muy completo de nuestras reservas minerales”.

En cambio, Venezuela no tiene la menor influencia dentro de Cuba. Hay un libro muy completo sobre este tema: La invasión consentida (Editorial Debate, 2019). Retrata el proyecto imperial castrista de expansión en América Latina, que ya toca tierras mexicanas.

Como parte de ese plan regional, la cancillería y Segalmex armaron una red que intercambió petróleo de Venezuela por diferentes productos para evadir las sanciones impuestas por Estados Unidos a la cúpula chavista, aliada ideológica del gobierno mexicano.

La propia Unidad de Inteligencia Financiera inició aquí una pesquisa hace un año sobre algunos de los implicados, sin que haya tenido mayores avances, según demostró una investigación del diario español El País y la agencia Armando.info.

Y la 4T lleva a Cuba dinero del contribuyente mexicano exportando el programa Sembrando Vida y contratando médicos de la isla, a razón de 10 mil 700 dólares por cabeza. Pero si de verdad quiere ayudar a la isla, que haga negocios y no le regale.

De igual a igual, pues.

(Canela Fina toma un descanso y vuelve a publicarse el 10 de enero, no sin antes desear a sus generosos lectores un feliz y próspero 2022)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: