Aristóteles y el misterio del «caso resuelto»

Julián Andrade.-

El tiempo pasa. El 18 de diciembre se cumplirá un año del asesinato de Aristóteles Sandoval. El gobernador jalisciense, Enrique Alfaro y el fiscal Gerardo Octavio Solís sostienen que el caso “está resuelto” porque fueron identificados los autores materiales y ya hay orden de captura en su contra.

Son muy optimistas, porque en los hechos tienen muy poco. No se ha establecido un móvil del crimen y el único implicado que estaba recluido en prisión, y por el delito de cohecho, hace unos días salió del penal de Puente Grande. Era una pieza menor en la trama, porque su desgracia provino de la urgencia de huir y por ello intentó sobornar a unos policías y no de que tenga una idea de lo que realmente ocurrió y mucho menos de por qué ocurrió.

A ello se suma que los 11 imputados, por diversas conductas delictivas, y entre ellas la de limpiar la escena del crimen también se encuentran haciendo su vida, con la normalidad que se puede alcanzar en situaciones como las suyas.

Todo sigue siendo tan brumoso como la madrugada en que dispararon contra Sandoval en el bar Distrito 5 de Puerto Vallarta.

El fiscal Solís inclusive señaló que espera que, una vez detenidos los autores materiales, se obtenga la información sobre quién pudo ordenarles matar a un político tan relevante.

Eso que falta es quizá una de las líneas más importantes y delicadas, porque puede destapar un escándalo de amplias proporciones.

Entonces la “resolución” del asunto es cuando menos endeble y todavía hay un trecho para completar la historia y al hacerlo, evitar que prevalezca la impunidad.

Por lo demás, es evidente que el gobernador y el fiscal son los más interesados en que el asunto quede zanjado y acaso por ello se enredan con las palabras y las explicaciones.

La sucesión de escándalos a los que nos está acostumbrando la vorágine que vivimos, no debe hacernos perder de vista que los asuntos criminales tienen que ser resueltos a cabalidad, con condenas incluidas, para que se mande un mensaje claro a los bandidos de que no se saldrán con la suya.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: