El desabasto de medicinas e insumos es una realidad

Dante Pinal.-

El día de ayer se filtró en las redes sociales un oficio del Director del Hospital Regional “Adolfo López Mateos” de esta capital, donde hace un llamado urgente a los subdirectores de Infraestructura y de Obra y Contratación del ISSSTE, por la falta de equipos de rayos X y, a partir del 1 de julio, por la falta de servicios de laboratorios clínicos, teniendo que recurrir a otros hospitales para solicitar su apoyo, ante la imposibilidad de poder realizarlos en el propio nosocomio.

El titular del hospital, reseña la gravedad de la situación que padece, ya que a través del área de urgencias atienden a un elevado número de pacientes COVID y no COVID, y manifiesta su molestia por no contar con los elementos básicos para concluir con los diagnósticos de múltiples enfermedades que ahí se atienden.

Otro caso grave es que, de acuerdo a una nota del periódico El Economista, el Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS, han dejado de surtir más de 8 millones de recetas médicas de enero a junio del presente año.

El problema de desabasto de medicinas y de insumos médicos es de tal gravedad, que debiera ser prioridad uno de un gobierno que se vanagloria y dice ser cercano al pueblo.

¿Dónde quedan las palabras del secretario de Salud, Jorge Alcocer, al señalar “lo logramos”? ¿Qué tiene que hacer la población enferma para obtener tan anhelados medicamentos o estudios clínicos?

La molestia social crecerá cada vez más, si las autoridades sanitarias continúan mintiendo de que ya compraron los medicamentos suficientes, ¿por qué aún no llegan?

El gobierno es responsable de este grave desabasto, nunca se había visto en gobiernos anteriores, que sucediera esta situación.

Y estos datos, presidente, es una realidad, es un llamado de un  director de un hospital desesperado, furioso de no poder atender a un sinfín de pacientes que acuden con la esperanza de obtener alivio para sus padecimientos.

Y qué decir de los pacientes, que tienen que esperar meses para obtener ese fármaco que les ayude a aminorar los padecimientos graves de su enfermedad.

Con la salud no se juega, eso sí encabrona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: