AMLO ofrece respeto… con adjetivos

Mauricio Juárez.-

El presidente Andrés Manuel López Obrador llenó de adjetivos a sus “adversarios”, los “conservadores”, durante su mensaje con motivo del tercer año de su triunfo: “clasistas, racistas e hipócritas”, les dijo.

“En primer término, señalo que este grupo ‘reaccionario’ siempre será respetado y tendrá libertad para ejercer su derecho a disentir. Son adversarios, no enemigos, señaló en Palacio Nacional.

No pudo abstenerse de lanzar adjetivos y eso que hablaba de respeto y libertades; de elecciones limpias sin enfrentamientos ni movilizaciones postelectorales. No, no las hubo, porque son precisamente ellos, lo de su movimiento, quienes no aceptan sus derrotas.

El 6 de junio, Morena ganó 11 de 15 gubernaturas y 186 candidato afines a López Obrador serán diputados por el principio de mayoría relativa, mientras que la oposición triunfó en 114 distritos electorales. Por eso, no hubo protestas.

Quien armó un espectáculo mañanero con una sección llamada ¿Quién es quién en las mentiras de la semana? para arremeter contra los medios por criticar con sus investigaciones periodísticas a su gobierno, dijo: “no poseo, ni aspiro a tener el monopolio de la verdad absoluta”.

Es de no creerse que quien durante casi tres años se ha mostrado intolerante a la crítica y revira con afirmaciones falsas los trabajos de los medios de comunicación ahora diga que no posee ni aspira al monopolio de la verdad, cuando es ese precisamente su pensamiento.

Afirmar que sus “adversarios” reciben del gobierno respeto para manifestarse “sin límites, represión o censura” es otras de las mentiras de López Obrador. Su nueva sección en la “mañanera” tiene como propósito silenciar a la prensa.

Insiste en que se tuvieron elecciones democráticas sin la intervención gubernamental. También miente y ayer mismo lo demostró la Sala Regional Especializada del TEPJF que determinó que el presidente vulneró la equidad e imparcialidad en San Luis Potosí y Nuevo León.

El presidente intervino todo el tiempo en el proceso electoral, lo cual demuestra que no es un demócrata y que está muy lejos de Francisco I. Madero, a pesar de decirse “maderista”.

Un nuevo “informe” sin sustancia, pero sí lleno de odio a quienes llama sus “adversarios”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: