¿Es presidente o sigue siendo el de siempre?

Dante Pinal.-

De nueva cuenta el presidente López Obrador arremete contra la clase media, la señala de individualista dar espalda la prójimo.

Se desconoce a qué clase media o de que país, se refiere el primer mandatario. Ese sector de la población a la que señala “sin escrúpulos”, en la Ciudad de México, es la más solidaria y fraterna, aún cuando han sido afectados en los terremotos que hemos sufrido los capitalinos.

Esa vaga idea de que la clase media es egoísta, simplemente no encaja en el discurso presidencial. Solo refleja su enojo por los últimos resultados electorales en la Ciudad de México.

El insistir denostar a la clase media afirmando que son personas “sin escrúpulos morales, partidarios del que no transa no avanza y que solo apoyan a gobiernos corruptos”, logra la irritación e indignación de ese grupo social que hace 3 años una gran parte confío en él otorgándole su voto.

Continuar demeritando a las personas de mayor nivel académico, son quienes representan “el pensamiento dominante de la derecha”,  le será imposible recuperar a esa gran parte de la población e incluso rechazarán, en las elecciones presidenciales en 3 años,  a cualquier candidato que represente la 4T.

Su deseo de sacar a millones de mexicanos de la pobreza, pero con valores de “humanismo y fraternidad”, demuestra que quiere a una clase media que representen únicamente su filosofía, dogmas y pensamiento.

Foto de Steve Johnson en Pexels.com

Con las tan lamentables expresiones hacia la clase media, el presidente López Obrador, expresa su odio a este segmento de la población, porque no puede controlarlo y chantajearlo con sus programas sociales. Desea que todos sean pobres y que dependan de su mano bondadosa gracias a sus apoyos asistencialistas.

La única intención del presidente es fraccionar a la población y dividirla. Estudiantes de niveles escolares altos, critican la doble personalidad del propio presidente, en momentos es el primer mandatario y en otros continua siendo “el Peje”, que enfrenta, confronta, critica y sobre todo insulta.

La debacle de su partido Morena y de su cuarta transformación, el único responsable será López Obrador por continuar con su discurso polarizante y destructivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: