Cuando llegue la próxima pandemia

Julián Andrade.-

Charles Michel, el presidente del Consejo Europeo y Tedros Adhanom, líder de la Organización Mundial de la Salud (OMS) están ya preocupados y ocupados por la próxima pandemia.

En efecto, si bien las pandemias no se pueden predecir, sabemos con certeza que ocurrirán en el futuro y que pueden ser muy peligrosas.

El Covid-19 es el mayor desafío a la comunidad global desde 1940, cuando una guerra devastó a Europa. Las lecciones del último año han sido intensas y muestran que se requieren mejores herramientas de detección y prevención y todas basadas en la cooperación.

Por ello, la propuesta de Michel y Adhanom es la de trabajar en un Tratado para la prevención y la atención de futuras pandemias. Se trata, entre otras cosas, de dotar de mayor poder a la OMS para que pueda actuar de modo más eficiente, pero sobre todo, de tomar providencias ante lo inevitable.

Se requiere de gobernanza global, cuando lo que está en juego es la salud misma de la humanidad, donde no deben existir eslabones débiles y debe imperar la solidaridad.

Ahora sabemos que hay mucho que corregir. Por ejemplo, los sistemas de suministro de medicamentos y de insumos para la protección de los trabajadores de la salud deben funcionar con mayor eficacia.

Una de las consecuencias del Covid-19, durante los primeros meses de la pandemia, fue que no solo colapsó a los hospitales, sino al sistema mismo de atención de la salud en diversos países y con consecuencias desastrosas en cuanto a pérdidas de vidas y económicas.

Se requieren mejores mecanismos de respuesta. El esfuerzo de vacunación en el mundo demuestra que aún hay mucho que hacer y que enfoque como el del Covax pueden ser la respuesta en el futuro. Cada día de retraso en la aplicación de dosis, significa que se pueden perder vidas.

En los hechos, se requieren de respuestas colectivas, que piensen en la equidad y desarrollen esquemas para garantizar el acceso a los medicamentos en todas las regiones, estableciendo una mayor equidad.

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo

La lista de cosas que hay que hacer es extensa,  y por ello es una excelente noticia que ya se trabaje en la elaboración de un Tratado que, dentro de la propia OMS, nos prepare para el futuro.

No será sencillo, porque muchos países son reacios a estos esquemas, pero el ambiente internacional, después de que Donald Trump perdió el poder, lo permite y facilita. Hay que tener presente que el presidente de Estados Unidos no estaba dispuesto a contribuir con financiamiento para la OMS e  inclusive quería abandonarla. Por fortuna ese aldeanismo reaccionario ya no está y hay que aprovecharlo.

Estos meses de pesadilla que nos dejaron claro que solo es con la confianza, entre todos, como saldremos adelante.

Al presentar el proyecto, en el Foro de la Paz en París en Noviembre del 2020, Charles señaló: “necesitamos ir más allá y aprender las lecciones de la pandemia. Vemos que es absolutamente crucial poder actuar más rápidamente y de una manera más coordinada, para asegurar que el equipo médico esté disponible e intercambiar información entre nosotros muy rápidamente para proteger a nuestros ciudadanos lo mejor que podamos”. Ni más ni menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: