¿Y la Semana Nacional de Vacunación?

Dante Pinal.-

Ya pasó un mes y no se ha realizado la primera Semana Nacional de Vacunación, cuyo periodo era del 23 de febrero al 1o de marzo. En este mes de abril, se supone debiera organizarse  la segunda semana del 20 al 26. Y nada, no se prevé se efectúe las campañas preventivas para los recién nacidos y niños.

El esquema de vacunación infantil se integra por 14 vacunas que protegen contra más de 20 enfermedades a los infantes. De no realizarse los periodos de vacunación, se pondría en riesgo a más de 10 millones de niños menores de 4 años.

El peregrinar de las madres de familia es tortuoso. Desde hace meses los centros de salud no cuentan con la vacunas requeridas para infantes al nacer como Tubercolosis y Hepatitis B. Y qué decir de las subsecuentes para prevenir la Difteria, Tos Fermina, Tétanos, Poliomelitis, Difteria, Diarrea por Rotavirus, Sarampión.

Una compañera se quejó amargamente: “tenemos 2 meses de buscar en diversos hospitales del sector salud, le apliquen la vacuna de recién nacido a mi sobrino y nada”.

El ya famoso subsecretario Hugo López-Gatell, anunció desde febrero que se cambiaría la fecha de la Primera Semana Nacional de Vacunación, su modificación dependería del comportamiento de la pandemia. Y a la fecha, ningún anuncio. El período de vacunación a infantes ha quedado en segundo plano.

¿Cuál es el real motivo? La falta de pericia en la programación para adquirir medicamentos por parte del Gobierno Federal, quien no ha podido controlar el desabasto de vacunas para niños en los últimos 24 meses. Aunque les moleste a la 4T, en los periodos neoliberales, fifis, era impensable la no realización de tan importantes semanas en favor de la salud de los infantes.

Imagínese que además de los altos niveles de contagio del COVID-19, se presenten brotes de sarampión o difteria en los niños?

Desde octubre del año pasado, el IMSS anunció desabasto de la vacuna contra la tuberculosis, enfermedad que, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, es una enfermedad que se puede transmitir  y es una de las primeras 10 causas de mortalidad en el mundo. Según autoridades del Instituto sería en marzo cuando llegarían las dosis necesarias, hasta el momento, nada.

El nerviosismo ya empieza a reflejarse en los rostros de padres de familia, quienes, además de sortear el no ser contagiados del coronavirus en los diversos hospitales donde llevan a sus hijos para conseguir las deseadas vacunas, su desesperación aumenta al saber que aún no se cuentan con las dosis requeridas.

Los infantes deben de vacunarse de acuerdo a los esquemas establecidos de vacunación para protegerse de las enfermedades infecciosas. Ahora, ¿a quién le van a echar la culpa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: