De la traición a la ignorancia infantil

Leonardo Báez Fuente.-

Esta semana me causa absoluta indignación. López, desde su púlpito de guiñol decidió señalar a los abogados como potenciales “Traidores a la Patria”, sí alguno se atrevía a defender a las empresas generadoras de energía eléctrica contra su absurda y estúpida contrarreforma energética.

López es de una ignorancia atroz. Se nota que mal aprendió ciencia en los libros texto únicos, gratuitos y obligatorios, puesto que no entiende un principio físico fundamental: la energía eléctrica se genera, no se explota como recurso natural. Para que exista fluido eléctrico forzosamente una máquina lo generó, por lo tanto, el generar energía eléctrica no implica la explotación de recursos naturales ya que mientras exista un motor alimentado por cualquier medio, existirá la energía eléctrica.

López cree que los malvados neoliberales le roban la energía al “pueblo sabio y bueno”, cuando realmente los generadores de energía la transforman para su uso y distribución y sólo se la pueden vender, por ley  a la ineficiente Comisión Federal de Electricidad.

A los abogados que en defiendan a los generadores de energía de la inconstitucional contrarreforma, López los amenaza con aplicarles el artículo 123 del Código Penal Federal, al acusarlos de Traición a la Patria, otro más de sus ataques de niño berrinchudo, puesto que desconoce que este delito implica la existencia de un estado de guerra contra otro país, ya que en todas sus fracciones habla de que quien lo comete esencialmente ayuda a una potencia enemiga en contra de México.

Las bravatas del niño López son a todas luces las creadas con el fin de imponer su berrinchuda voluntad en lo que se le ocurra. Ya acusó y destruyó políticamente a diversos Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación e hizo que ésta se someta a sus caprichos. Ha hecho lo mismo con múltiples órganos, entre ellos el Tribunal Federal Electoral y más recientemente con la Auditoría Superior de la Federación – que no depende de él sino de la Cámara de Diputados- a cuyo Auditor Superior obligó a rectificar la revisión de  la cuenta pública de 2019 para seguir justificando el desastre gubernamental creado por sus caprichos.

Estamos en manos de un niño en plena senectud caprichoso, voluntarioso y tiránico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: