Capitolio

Nav Melech.-

Se mira el odio desde la ventana oval.

Con un solo mensaje se incita al odio.

La violencia es concreta, certera, opulenta.

El expresidente mira al cielo y cierra los ojos:

-Nada le importa ya-

Multitudes se acercan al Capitolio; vibrando con el suelo.

La sombra del fascismo; de un mundo olvidado.

Sus gritos me recuerdan el miedo:

Del cual, me habló en susurros mi abuelo.

Nada les importa ya-

Saltan las vallas e irrumpen la democracia.

Los vidrios rotos se vuelven gritos desesperanzados:

Los fantasmas del rencor tocan a la puerta.

Entran con violencia; y arremeten al ideal popular.

Nada les importa-

El mundo los está viendo; y sienten la mirada.

Ríen ensoberbecidos; gustosos escupen al cielo.

La llama de la antipatía es vista por los niños.

¿Cómo les decimos? Que eso no es libertad.

-No les importa-

Sus aplausos al miedo; me recuerdan las lágrimas de los escondidos.

Sus miradas iracundas; me siguen en las sombras.

Las imágenes son incomprensibles.

Estas llamas no son nuevas en el mundo.

Nada les importó-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: