No hay oposición

Jorge Ortega Ferrán.

Si alguna lección valiosa debería habernos dejado tener que soportar tres años ya de Morena en el poder, es que es necesario una reestructura interna dentro de cada partido para hacerle frente a una maquina gubernamental que no se detendrá hasta acabar con cada organismo de esta nación que no se someta a la voluntad de un ejecutivo, que conforme avanzan los días y las encuestas le siguen dando una amplia mayoría, se siente con más poder del que nunca ha tenido.

Como un Tren Maya pasándole por encima a toda la selva, sin dejar más que tierra; desaire y deforestación a su paso, el partido gobernante no requerirá mayor embate para las futuras elecciones a menos de que una voz de razón haga entrar en juicio a los partidos de oposición.

No se trata de hacer alianzas estratégicas, ni coaliciones sin sustento solo para sumar números. Se debe buscar generar un plan nacional, una verdadera ideología conjunta entre partidos, si es que realmente desean remover a la mayoría morenista del legislativo o, ¿acaso solo buscan mantener a flote esos millonarios presupuestos electorales por unos años más?

Las elecciones del 2021 se acercan a pasos agigantados y mientras la estructura gubernamental, por medio del añejo “dedazo”, ha ido seleccionando a sus candidatos y contendientes para las futuras elecciones en el otro lado del ring parecen no tener una postura clara frente la batalla, por 16 estados, que se avecina.

Mientras que en los últimos días se ha llevado los reflectores el “carismático”, ahora senador con licencia, Samuel García, quien contiende por ser el próximo candidato por su partido, Movimiento Ciudadano, (los de la canción del niño, movimiento naranja) ¿en serio? ¿Qué no hay nadie más? Parecen no entender que un junior como candidato solo muestra la peor cara de la oposición.

Representando justo lo que el pueblo reclama y resiente de sus anteriores gobernantes; prepotencia y falta de humildad. Personajes que se vanaglorian de superar todos los “obstáculos” que la vida les ha impuesto y sus carteras han pagado. Sin la más mínima conexión y empatía por el pueblo que dicen representar. Solo hacen montón en la boleta electoral. Es difícil creer que en México se puede tener algo semejante a una oposición real cuando uno de los que encabezan la lista para contender por uno de los estados más importantes de nuestro país es un personaje de este tipo.

Foto de Pixabay en Pexels.com

La poca propuesta por parte del nuevo bloque opositor le permite a Morena abrir un camino fácil para declararse favorito en la mayoría de los estados y como amplio ganador de gran parte de los asientos en la cámara de diputados.

 La mayor oposición que se les ha presentado es la prensa, que no ha sucumbido a los ataques constantes del presidente, y algún personaje dentro de su mismo partido que se resiste a doblegarse ante el autoritarismo del ejecutivo. Estamos a la espera constante de un personaje que pueda hacer frente al régimen, que proponga, abra dialogo y dirija a quienes nos rehusamos a vivir en el paraíso que  López Obrador pinta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: