Cuando lo nacional se vuelve local

Julián Andrade.-

Sería un error para las oposiciones el obviar el potencial local de las elecciones en el 2021. Si bien uno de los objetivos centrales para los partidos es la integración de la Cámara de Diputados, esta se definirá, en buena medida, por los propuestas que se generen en los estados donde además estarán en juego 15  gubernaturas.

Las elecciones se ganan con trabajo en el terreno, con presencia en las calles y con la construcción de esperanzas. Lo que está en juego es mucho, pero los ciudadanos y sus familias requiere propuestas y opciones en un esquema en el que el presente es desastroso, pero el pasado en ominoso.

Hay que tener en cuenta que el triunfo de Morena en 2018, se debió, sobre todo, a que el entonces candidato supo explotar muy bien las urgencias en el tema de la pobreza, el combate a la corrupción y la seguridad.

Nuevo León es un buen ejemplo de cómo se puede desarrollar e impulsar propuestas  ganadoras. Ahí gobierna Jaime Rodríguez Calderón, un político que llegó por la vía independiente.

Esto es, a nivel estatal una de las premisas más relevantes es sobre lo que se quiere mantener y los que se quiere cambiar. Ahí no hay que derrotar a ningún partido en específico.

En Nuevo León, además, hay cuestiones concretas que resolver y los ciudadanos no otorgarán su voto solamente por detener el avance de Morena en el plano nacional.

Jaime Rodríguez Calderón. Foto: Padaguan

Es más, es probable que el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, entendiendo la lógica local,  busque postular a Clara Luz Flores, alcaldesa de Escobedo y quien hasta hace poco era priista y por ello tiene posibilidades en aquel estado.

Por eso cobra relieve la alianza del PRI y el PRD, donde una de las ganancias puede ser dotar al priismo de votos que no conseguiría en solitario, sobre todo de quienes están desencantados del morenismo, pero no quieren una vuelta a la derecha.

El PRI, por supuesto, llevará mano en esa campaña y definirá quien será el abanderado a la gubernatura.

Pero el acuerdo tiene bastante simbolismo, porque muestra que son posibles acuerdos que antes se antojarían complejos o hasta imposibles.

El PAN, con amplias posibilidades, jugará en solitario, ya que tampoco lo acompañará Movimiento Ciudadano. Se complica su escenario, pero en modo alguno están derrotados de antemano.

 La clave es tener presente el horizonte nacional, pero entender que esto no será alcanzable sin una sólida seducción en lo local. San Lázaro bien vale unas cuantas gubernaturas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: