Los populismos

Dante Pinal.-

Se vuelve a abrir una nueva disyuntiva si el populismo de los setenta es similar al que representa la 4ª transformación. Las publicaciones en redes sociales han sido de diversas opiniones, los seguidores de la denominada “Revolución de las conciencias” y amlover´s, rechazan tajantemente esta versión.

Por otra parte, comunicadores, analistas y quienes han investigado o vivieron de las políticas asistencialistas de hace cinco décadas consideran que hay similitudes e incluso existe un crecimiento de la demagogia dirigida hacía el bienestar “del pueblo bueno”, usando estrategias donde se oculta la verdad de la situación económica y social que se vive en el momento.

El populismo priista de los setenta que generó una gran crisis económica, estaba representado por un Estado Paternalista que subsidiaba desde los productos alimenticios, hasta el transporte y diversos productos de primera necesidad.

Era singular la creación de diversas empresas gubernamentales para regular los precios de diversos artículos y estar sujetas en la rectoría del Estado.

En los tiempos salinistas, el gobierno entendió que la figura del gobierno paternalista, del gobierno que daba todo, era insostenible en las finanzas públicas y dio un giro a los programas sociales en donde se redirigieron a quienes más lo necesitaban y el asistencialismo tuvo un cambio en las obras sociales, el gobierno daba la mitad y la población la mano de obra.

Sin embargo, por el desplome de las finanzas publicas por el error de diciembre y las grandes devaluaciones, la fuga de capitales, que originaron el cierre de empresas, originaron se siguiera con las ideas transformadoras salinistas.

Las siguientes administraciones no pudieron, o no quisieron, eliminar la idea del Estado paternalista y continuaron con el manejo de programas sociales a su antojo e interés, especialmente en materia electoral.

La llegada de 4ª transformación en donde se esperaba fuera una administración que diera justicia a todos los sectores de la población, se ha convertido en el simbólico defensor del paternalismo gubernamental en todos sus sentidos.

Les importa más entregar dádivas y recursos directos en lugar de ofrecer oportunidades laborales y de crecimiento. El rechazo a una clase media que aspira a mejorar su nivel de vida, es motivo de constantes ataques desde el púlpito presidencial.

Para este gobierno nadie tiene derecho a ganar más de lo que gobierno lopezobradorista desea que perciba, de ser así son catalogados como miembros de la mafia, de la corrupción. Nadie puede ganar más que el presidente.

Y si la pregunta es si el populismo de los setenta es similar al de los morenistas…pues júzguelo usted estimado lector.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: