De las venganzas futuras

Leonardo Báez Fuente.-

He sido nombrado presidente de casilla federal para las próximas elecciones del mes de junio.  No es un trabajo que pudiera considerar agradable dado lo pesado que es y la responsabilidad que implica hacer que una casilla funcione correctamente y que a su vez, sirva para expresar la “voluntad popular a través del ejercicio democrático del voto”.

Sin embargo he reflexionado en los últimos días respecto de los escenarios que se avecinan posteriores al 6 de junio; ninguno de ellos es alentador y la esperanza de cambien las cosas es sumamente distante.

En el escenario ideal y por ende, irreal, podemos suponer que en la elección Morena recibe una derrota aplastante, pierde la Cámara de Diputados y todas las gubernaturas en juego y demostrando su calidad de demócratas aceptan la derrota y aprenden a vivir en convivencia pacífica y plena con una oposición fuerte. Esto ocurrirá el día que las vacas vuelen.

El escenario siguiente implica una victoria similar: Morena es derrotada realmente de manera aplastante y López tiene dos opciones a decidir: el fraude electoral o el golpe de Estado puro y duro para impedir la derrota de sus huestes e imponerse como dictador hasta que otro golpe de Estado o la muerte lo separe de su amada silla presidencial.

El otro escenario es el posible: Morena pierde la Cámara de Diputados por muy pocos votos (o la gana por diferencias mínimas) y algunas gubernaturas. Aquí aparece el talante usual de López y sus compinches: buscarían todos y cada uno de los medios para desarticular a la oposición, a los órganos electorales autónomos, a los otros Poderes de la Unión y cobrar venganza por las derrotas que sufran. Se multiplicarán los accidentes inexplicables, los desafueros, el mayoriteo por medio del proverbial plato de lentejas y así sucesivamente.

Las venganzas ya han ocurrido desde 2018 y siguen ocurriendo. No tengo ni la menor duda que la unión entre Morena y los cárteles de la droga que denunció el embajador Landau seguirá siendo productiva para ambos y ella servirá para eliminar a los rivales políticos más incómodos, los demás, como siempre,  se someterán incondicionalmente y refunfuñando a los caprichos que provengan de Palacio Nacional y disfrutaremos los siguientes veinte años de las ocurrencias del señor López. Sí dudaban que el infierno existiera, ahora sí, lo vamos a conocer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: