Salgamos adelante

Dante Pinal.-

Resulta difícil poder escribir sobre lo que nos dejó el año que ya termino. Un 2020 con experiencias más tristes que de regocijo. De 12 meses, 10 de ellos con la zozobra, incertidumbre y temor de ser contagiados por un virus que nos cambió la vida por completo.

En Mayo, junio y julio, vivimos lo inimaginable: el encierro total. Se truncó nuestra libertad de ambular por las calles, la visita a amigos y familiares.

Buscamos diversos antídotos para soportar un aislamiento en nuestra propias casas, evitando que el contagio nos tomara por sorpresa y entrara a nuestros hogares sin permiso alguno.

Muchos tuvimos la mala experiencia de familiares que fueron contagiados por el virus del siglo. Afortunadamente salieron adelante.

Lamentablemente miles de mexicanos no tuvieron esa dicha. Amigos y conocidos se contagiaron y no alcanzaron la fortuna de regresar a sus hogares con sus esposas, hijos o familias. Los hospitales se encuentran llenos de personas que luchan día a día, por vencer el maldito virus.

Miles nos quedamos sin trabajo, a la crisis sanitaria se sumó la financiera. Empresas tuvieron que cerrar, negocios bajaron sus cortinas por la falta de liquidez.

Tuvimos que aprender a vivir con los pocos pesos que teníamos en la bolsa. En varios casos, hermanos y sobrinos entraron al quite compartiendo su sueldo y sus recursos.

Nos quedamos endeudados con los bancos, esperanzados de poder acceder a un trabajo que nos permita, no solo liquidar las cuentas pendientes, sino obtener los recursos para subsistir, sin importar los limitados que esto sean.

Foto de Lukas en Pexels.com

Del otro lado de la moneda, no todo es malo. Aun tenemos salud, aún luchamos por no ser contagiados. El coronavirus crece y crece sin que aminore sus letales efectos. Tenemos la esperanza de la vacuna, que poco a poco se va distribuyendo a nivel mundial.

Viene a mi mente una canción de un grupo sudamericano llamado Los Calchakis, quien interpreta esta emocionante melodía y que me permito compartir sus primeras estrofas:

—-“Si te postran diez veces te levantas, otras diez, otras cien, otras quinientas. Lo han de ser tus caídas tan violentas y tan poco por ley han de ser tantas”.

—-“No te des por vencido de un vencido, ni te sientas escalfo ni aun esclavo, aunque sientas pavor piénsate bravo y arremete feroz aun herido…”

Acompañados de estas letras, en el 2021, los invito a que nos levantemos y salgamos adelante…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: