60 mil muertes y las mismas explicaciones

Dante Pinal*

La catástrofe ya llegó a las 60 mil 480 muertes confirmadas por el Covid-19 y más de 560 mil contagiados en seis meses.  ¿Entonces por qué el afán de las autoridades gubernamentales de insistir que hay menos contagios y fallecidos?

¿Nos quieren ver la cara de idiotas? Las cifras aumentan, los registros del fin de semana no son los mismos a los que se presentan de martes a viernes, donde el número de contagios y lamentablemente de muertes sube aceleradamente.

Es lamentable que continúen con su estrategia mediática de convencimiento a la población, en el que aseguran tener datos que el coronavirus esta cediendo en México.

La catástrofe anunciada por el doctor Hugo López-Gatell se cumplió. En mayo había anunciado que las estimaciones serían entre 6 mil y 8 mil el número de fallecidos. En junio, con aires de rock star y muy altivo porque en esos momentos era el funcionario con mayor credibilidad en la ciudadanía, elevaba sus cálculos a 12 mil 500 y en julio a 30 mil.

En franco enfrentamiento con los medios de comunicación a quienes culpa de “alimentar la Infodemia y fomentar la confrontación e intriga en torno al Covid-19, el mismo mes de julio anunciaba lo que llamó un escenario catastrófico que pudiera legar a los 60 mil fallecidos.

El escenario se cumplió. La catástrofe se encuentra en su pleno apogeo. El Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud de la Universidad de Washington, actualizó sus proyecciones sobre el coronavirus y prevé que en diciembre nuestro país reporte más de 130 mil muertos.

La Organización Mundial de la Salud critica que la magnitud de la epidemia del Covid-19 está subestimada en México y una de las razones es el bajo número de pruebas de diagnóstico que se realizan actualmente.

Datos de la Dirección del Departamento de Emergencias Sanitarias de la propia OMS, indica que los test que se realizan en México son limitados ya que se realizan a 3 de cada 100 mil personas y no se comparan a los 150 test por cada 100 mil personas que se efectúan en Estados Unidos.

Para el presidente López Obrador y el subsecretario López-Gatell, sus datos reales se basan exclusivamente en el número de camas disponibles en centros hospitalarios equipados ex profeso para atender el Covid-19, sin embargo, estos datos distan considerablemente con las cifras de contagios y fallecidos al día de hoy.

No existen señales que nos digan en qué momento se va a reducir los altos casos por el Covid-19. Seguimos esperanzados de la pronta llegada de la vacuna a nuestro país. Mientras el peligro de contagiarse o contagiar sigue latente. Las medidas de higiene y prevención deben aumentar.

*Comunicólogo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: