De resultados y jornadas

 Leonardo Báez Fuente.-

El domingo me tocó ser presidente de mi casilla electoral. Quienes hemos estado sabemos que es un trabajo agotador desde el amanecer hasta bien entrada la noche; no tanto por la votación y el conteo, sino por la infinidad de actas y papelería electoral que hay que llenar y firmar.

La jornada transcurrió en paz en mi casilla. Desde el momento de apertura advertí a los representantes de partido que no iba a permitir escándalos ni intimidación alguna y que no me temblaría la mano para llamar a la policía para impedirlo. Lo entendieron bien.

Al momento del conteo, no hubo oposición alguna respecto del resultado, todo lo hicimos de cara y sin temor. Votó aproximadamente el 60% de la lista nominal y ganó el PAN  por sí mismo y la Alianza opositora en conjunto.

Ahora bien y a nivel global, veo que el gobierno pierde y la oposición, haciendo uso de la estrategia napoleónica de no interrumpir al enemigo cuando comete errores, resucitó del marasmo en que se encontraba desde el 2018.

La derrota más estrepitosa de Morena fue el de la Ciudad de México y la de los municipios conurbados del norte y noroeste del Estado de México, en donde se presumía que sería un día de campo para el partidito oficial. Es incluso notable que se abrió una división de sur a norte de la ciudad en donde el poniente votó mayoritariamente en contra del gobierno y el oriente a favor, lo que ha generado una serie de memes y chistes en las redes sociales al comparar a la ciudad con el Berlín de la segunda mitad del siglo XX.

Por otra parte, la celebración mayor fue por el resultado de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión: Morena deja de ser mayoría absoluta y ni siquiera con el apoyo de sus partidos satélites alcanza la mayoría calificada para seguir campeando libre y arbitrariamente sobre las decisiones legislativas generales, aplastando a la oposición a los ucases del inquilino de Palacio Nacional. Hoy tendrán que hacer algo a lo que su soberbia no está acostumbrada: a negociar.

Habrá que esperar las reacciones de cada uno de los bandos en la contienda. Los principales seguirán en su lucha frontal cada vez más descarnada y los partidos bisagra Movimiento Ciudadano y Verde serán los fieles de la balanza. Bienvenida la incertidumbre por los siguientes tres años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: