¿Por qué cuesta ser demócrata?

Mauricio Juárez.-

En México es muy complicado entender la democracia. Todos hablan de ella, dicen quererla y, peor, dicen ser demócratas. Desde la oposición se reclaman actos democráticos del gobierno y del partido en el poder.

Una vez en el gobierno, la situación se revierte. Los que antes exigían democracia, llegan al poder a sobajarla, violan las leyes y la Constitución con tal de mantenerlo. No se conciben sin él.

Así se vivió la era priista. El PRI arrollaba a sus adversarios por las buenas o por las malas. Después de siete décadas, la lucha del PAN y del PRD logró lo que se llamó “la normalidad democrática”.

En 2000, el PAN con Vicente Fox como candidato ganó la presidencia de la República. Los panistas lo llamaron “el gobierno del cambio”.

Nada cambió. La intromisión gubernamental en las elecciones continuó. Felipe Calderón fue el candidato presidencial en 2006. Contó con el apoyo del gobierno. Ganó una elección muy cerrada a Andrés Manuel López Obrador.

En 2012 el PRI volvió al poder con Peña Nieto. Seis años después, los electores se decantaron por López Obrador y por Morena.

No se observan cambios democráticos. El presidente, quien antes reclamó que el gobierno se entrometía en las elecciones, hace exactamente lo mismo con la complacencia del Tribunal Electoral.

El presidente y los gobernadores firmaron ayer el Acuerdo Nacional por la Democracia para evitar intromisiones gubernamentales en el proceso electoral. Nada que no esté plasmado en la ley.

Hizo ir a los mandatarios estatales a Palacio Nacional, pero no los dejó hablar. Nuevamente les jugó el dedo en la boca y los gobernadores, principalmente de oposición, cándidamente cayeron. Fue un evento para el lucimiento presidencial.

Este no es un gobierno democrático. El mandatario es el primero en no actuar como tal, aunque le guste ponerse junto a Francisco I. Madero. Cada conferencia o gira las convierte en actos de campaña para beneficiar a su partido.

¿Por qué cuesta tanto trabajo ser demócrata en México?

Poder, dinero y control son un bocado que todos quieren degustar. Aunque lo nieguen, todos quieren ejercerlos, porque es la mejor manera de mantenerlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: