El INE, villano favorito

Dante Pinal.-

Desde hace décadas, desde que era candidato, López Obrador ha atacado a consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE).  Ahora como presidente, su desprecio al INE ha sido tema en los últimos siete meses y aunque lo niegue, la campaña de ataques al Instituto se inician desde la conferencias mañaneras en Palacio Nacional.

Ese arbitro a quien tanto detesta, validó su triunfo en las elecciones presidenciales de 2018. Obtuvo 30 millones de votos, inobjetables. Llega a la presidencia como el candidato más votado en la historia. ¿Por qué continuar con su odio desde 2012, si en ese entonces los consejeros electorales eran otros?.

Con esta actitud, el señor presidente rompe con el estado de Derecho, rompe con la autonomía de la instituciones. El querer ser juez y parte, solo demuestra una actitud beligerante y de falta de respeto a las decisiones populares. Ninguna institución autónoma debe estar subordinado a caprichos de candidatos o gobernantes que violen la ley.

Esta actitud intolerable no le va a ayudar en nada a su partido en las próximas elecciones del 6 de junio. Al contrario, el pueblo también se cansa de tanto enfrentamiento. Ya  amenaza de que si su partido no sale airoso, en la justa electoral, y pierde la mayoría calificada, ejercerá su veto presidencial al que tiene derecho. 

¿Si el propio presidente acusó a sus antecesores de impulsar campañas de miedo para que no votaran por él, entonces en estos momentos, con su amenaza de veto, quien está imprimiendo el miedo en la población. Que candidato o candidata a gobernador, legislador o alcalde, ha tomado como bandera de campaña el eliminar los programas asistenciales? Ninguno.

Incluso ya habla de una reforma para renovar al INE “para perfeccionar a la democracia” ya que es un ejemplo de “simulación y gasto excesivo”.

El presidente del INE ya levantó la voz y manifestó que nadie amedrentará a los integrantes del Consejo Nacional del Instituto, ante las amenazas derivadas por la cancelación de candidaturas.

Deja en claro que el INE no está en contra de nadie, de ninguna fuerza política y de ningún actor político. “El INE está en contra de quien viole la ley, sea quien sea, está con la Constitución” recalcó.

No hay duda que el primer mandatario quiere a su propio INE, un organismo que esté supeditado a lo que decida y dicte. Un INE que avale a cualquier candidato aunque tenga un pasado delincuencial y tenebroso. Que realice elecciones a modo que convenzan al inquilino del Palacio Nacional.

¿Esto se llama defender a la democracia, esto significa “no somos iguales”? Caray, pues entonces que regresen los procesos electorales de los 60 y 70  y que el gobierno decida quién debe de ganar. ¿Así les gusta, o no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: